Blogia
Maruja de doble cama

Panegírico de Carmina Ordóñez

En su casa, en la bañera, la encontraron en decúbito supino, y con una esponja en la mano. Acababa de llegar de Tánger, y los que la conocen dicen que estaba más ilusionada que nunca. Ser libre, a veces cuesta hasta la vida. Parece ser que la encontró una amiga, paradojas de una mujer que según dicen estaba más sola que nunca. Las noticias hablan de que sufre un fuerte golpe en la cabeza, que podría haber resbalado, un accidente… Otros apuestan por una muerte por sobredosis, la divina cometió muchos excesos. Ahora tendrémos panegíricos para rato. Vaya el nuestro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres